3 ago. 2012

MI MADRE ES RARA de Rachna Gilmore, ilustrado por Brenda Jones


Mi madre es tan rara a veces... Algunas mañanas, cuando se despierta, aparece con cuernos en la cabeza, uñas afiladas y dientes largos y puntiagudos. En vez de hablar, gruñe...

Pero despues de tomarse su cafecito de la mañana, los cuernos desaparecen y los dientes y las uñas vuelven a ser de tamaño normal. Mamá habla con voz muy dulce...


La madre de María siempre es muy amable. Nunca grita. Habla con voz muy dulce y huele muy bien.
Toqúe el timbre y María me abrió la puerta.
¡Hola!-le dije–. ¿Puedo quedarme a jugar contigo?
– Claro que sí. Entra –dijo María. y echó un a mirada por encima del hombro–. Pero no debemos hacer ruido...

...¿Qué está pasando? – susurré.
–  A veces se pone así. Mi hermanito se ha despertado seis veces durante la noche.
Pero no te preocupes, no pasa nada... si nos quitamos de en medio. – contestó María...

... me despedí de María. Atravesé el jardín y entré en casa corriendo.
Mi madre estaba arreglando la caja de mis juguetes. Aún tenía cuernos.

Corrí hacia ella y le dí un gran abrazo.
– Te quiero mucho –le dije.

Entonces ocurrió una cosa muy extraña: los cuernos desaparecieron y sus uñas y dienets volvieron a ser normales. ¡Y sin café!
– Yo también te quiero mucho –dijo mamá abrazándome.
Sé que mi madre es un poco rara a veces.
Pero la mayor parte del tiempo no es así...

De EDITORIAL JUVENTUD
Para todas las madres raras que pasan por aquí...

2 comentarios:

  1. ¿Y qué madre no lo es?

    Excelentes dibujos, y muy buena la historia para chicos, también.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Tenés razón, sobre todo al comenzar el día.
    Me alegra que te haya gustado.
    Nos vemos por aquí,
    Saludos.

    Valeria

    ResponderEliminar