11 ago. 2011

"El oso que amaba los libros" de Dennis Haseley, ilustrado por Jim LaMarche






En su paseo diario por el bosque, un joven oso encuentra un trozo de papel escrito junto a un seto. Aunque no puede leerlo, causa en él tal magnetismo y curiosidad que lo guarda como un tesoro. Algunos años más tarde durante el verano, dando un paseo, observa a una joven con la mirada puesta en un libro. Este espectáculo, que relaciona con el papel que todavía conserva, le empujará a acudir todos los días a oír su mágica voz, aun sin comprender nada, y a escuchar las historias que la joven lee todas los días sentada junto a su cabaña.
Ilustración de Jim La Marche para "El oso que amaba los libros"
Editorial Juventud por AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario